Boconó, sede del Encuentro Provincial Andino de la Pastoral Familiar

Pastoral familiar

Alirio Altuve Contreras (CNP 14.666).- Durante tres días, representantes de Mérida, Barinas, Alto Apure, San Carlos del Vigía y Trujillo se reunieron en Boconó, donde analizaron varios documentos de la pastoral familiar; todo ello en sintonía con la Conferencia Episcopal Venezolana, en los distintos programas que la referida pastoral tiene en nuestro país; la delegación del Táchira, en esta ocasión no pudo asistir.

La jornada comenzó el viernes 10 de marzo a las 5:00 de la tarde, con la misa de recibimiento que se llevó a cabo en el templo “Ntra. Sra. de Coromoto”, de La Sabanita, el sábado 11 se instalaron las mesas de trabajo donde los presentes al final de la jornada; elaboraron un informe con las propuesta que resultaron del análisis de la actividad. En el evento también fue discutido el exhorto, que en torno a la familia, ha dado a conocer a nivel mundial su Santidad el Papa Francisco.

Familias ricas en Valores

Se abordó a los esposos Santana, quienes acudieron a la actividad desde Caracas en calidad de delegados por la pastoral familiar, en este sentido la Sra. Miriam de Santana dijo: “La importancia del encuentro, radica en que se reúnen todas las diócesis de estas provincias andinas, donde los participantes comparten su crecimiento pastoral, sus experiencias con las diferentes familias y ellos entrelazan sus acciones pastorales y que esto permita fortalecer los distintos programas que tenemos, para que estos lleguen a cada parroquia y acercarlos más a la gente, como lo ha pedido el papa Francisco”.

El Señor Omar Santana, comentó que era muy gratificante el poder fortalecer desde la iglesia católica, el núcleo familiar, ante las amenazas y patrones contrarios desde la sociedad que tratan de imponerse y que generan cambios adversos entre sus miembros. Dijo: “A todos nos brinda un enriquecimiento producto del trabajo pastoral que en nuestra Venezuela se lleva a cabo, hay 12 programas bien concretos, que nos facilitan estrategias para la cotidianidad y superar así los obstáculos que se nos vayan presentando, sobre todo, lo relacionado a la carencia de valores.

De ahí la importancia que en cada comunidad eclesial, esté activa la pastoral familiar: deben contactar al sacerdote de su comunidad y entre todos, fomentar que la misma se conforme y así ir integrando a las familias  y poner en práctica, los programas que consideren más prioritarios de acuerdo a las necesidades que tengan en la parroquia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *