Jesús es el único medio de salvación

lampara_de_barro

“En los acantilados del norte de Francia, un joven deportista juntaba huevos de aves marinas, que anidaban en las hendiduras de escarpadas rocas. Por medio de una cuerda había descendido a una cornisa inferior. Pero en el momento en que afirmaba el pie, la cuerda se le escapó. En un segundo, se dio cuenta de la situación; lejos de todo socorro humano, se hallaba frente a la alternativa de morir de hambre o arrojarse al precipicio que estaba a sus pies. Miraba la cuerda que, como un péndulo de reloj, se acercaba y se alejaba de él una y otra vez y con angustia comprobaba que cada oscilación acortaba la distancia. Rápido como un relámpago le vino un pensamiento a la mente: `Esa cuerda es mi único medio de salvación y dentro de un momento estará demasiado lejos como para que pueda alcanzarla. ¡Ahora es, o nunca!` Y de un salto se lanzó al vacío, agarró la cuerda y se salvó.”

“Porque hay un sólo Dios, y un sólo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo,  hombre también” (1T 2, 5). Jesús es el único medio de salvación.  Hay que creer en Él mientras tenemos tiempo para decidirnos. Y para todos, sin ninguna excepción, decidirse por Cristo significa decidirse por los hermanos, amar. Quién no se decide a renunciar a su egoísmo ya no podrá hacerlo después de esta vida.

 Vivamos siempre deseosos en amar y hacer el bien, inmersos en la gracia que hoy mismo el Señor nos ofrece. Puede ser que por esperar a  mañana, ya sea demasiado tarde. Confía en Dios, y atrévete a vivir hoy como el día más importante de tu vida.